Una corte etíope ordenó la libertad bajo fianza del periodista Amir Aman Kiyaro, quien ha pasado cuatro meses en la cárcel sin que le presenten cargos.

Un juez en Adís Abeba otorgó la fianza a Kiyaro mientras los fiscales determinan si presentan cargos. Kiyaro seguía preso mientras se realizaban los trámites de fianza antes de su prevista liberación.

Kiyaro, de 30 años, un videoperiodista acreditado con The Associated Press, fue detenido el 28 de noviembre en la capital etíope bajo los poderes de emergencia vigentes por razones de guerra.

Se le acusa de “servir a los propósitos” de un grupo al que el gobierno ha clasificado como terrorista, por haber entrevistado a sus dirigentes, según informes de la prensa estatal etíope que citaron a la policía federal. El periodista local Thomas Engida fue arrestado al mismo tiempo y enfrenta cargos similares.

Si se los declara culpables de violar la ley antiterrorista o la ley del estado de emergencia, enfrentan penas de entre siete y 15 años de prisión, dijo el inspector de la policía federal Tesfaye Olani a la prensa estatal.

Resta por verse si los fiscales presentarán cargos contra Kiyaro. El gobierno retiró el estado de emergencia en febrero, alegando cambios en la situación con respecto al conflicto entre las fuerzas etíopes y los de la región norteña de Tigray.

“Nos complace que se haya otorgado la fianza al periodista Amir Aman Kiyaro después de estar detenido en Etiopía durante más de 120 días”, dijo Julie Pace, directora ejecutiva de la AP.

“Sin embargo, la investigación en su contra continúa sin que se presenten cargos”, agregó Pace. “Amir es un periodista independiente al que han señalado debido a su trabajo y exhortamos a las autoridades etíopes a que desistan de su investigación”.