Un repaso a la biografía del cantante Edwin “El Calvito” Reyes provoca asombro y admiración ya que este exponente de la salsa tiene un recorrido movedizo. Nacido en Puerto Rico ha pasado buena parte de su vida en Estados Unidos. Desde joven canta salsa, pero su carrera profesional se vio interrumpida porque se enroló en el ejército, en el que fue controlador aéreo, realizó conciertos, y participó en la Guerra de Irak. Actualmente conduce un programa de entrevistas digitales, lanza una colección de camisas, y da nuevos bríos a su pasión salsera. El carismático Reyes viene de participar en un acontecimiento de ese género musical: el Día Nacional de la Salsa, de Orlando. Su canción más reciente es “Ahora me toca a mí”. Como filosofía de vida tiene presente una observación de su padre: “Si estás contento y ayudas a alguien en el proceso, no tienes nada que probarle a nadie”.